Casa felip barcelona

Menú de navegación
Contents:
  1. Introducción
  2. Visita comentada a la modernista Casa Felip | Barcelona Cultura
  3. Telm Fernández i Janot, el arquitecto
  4. Casa Manuel Felip
  5. El esquivo dueño de la casa Felip

Introducción

Entre sus obras destaca la casa de Modest Andreu en la calle Ali Bei, construida entre y , y la ampliación del edificio de la Central Catalana de Electricidad, original de de Pere Falqués. También fue el arquitecto de las conocidas como casas Felip en la calle Ausias Marc, dos edificios entre medianeras que siguen el estilo de la época.

Manel Felip i Sintas fue la persona que encargó la construcción del edificio al arquitecto Telm Fernandez. El padre de Felip era originario de Cardona y se dedicaba a la actividad textil. En encargó a Telm Fernandez i Janot la construcción de un edificio en unos terrenos que poseía en el Ensanche como residencia familiar. El matrimonio fue a vivir al piso principal de la finca, a la Casa Felip.

"Trilogy of Doubt" Fundacion Vila Casas Barcelona

A la muerte de Elvira sin descendencia, la Casa Felip la heredan sus sobrinas, y en lo adquiere la Orden de los Hermanos Salesianos del Tibidabo. Finalmente, en la antigua residencia de los Felip es adquirida por el Sr. Después de una importante restauración del piso principal bajo la dirección de Joan Llopis, el Sr. La Casa Felip es un edificio situado en el distrito del Ensanche de Barcelona que lleva el nombre de la persona que encargó su construcción, Manel Felip i Sintas.


  • me gustaria conocer personas con vih.
  • como hacer para conocer gente de otros paises!
  • Poco se sabe de quién encargó la fantástica finca modernista de la calle de Ausiàs Marc.
  • solo soy una chica.
  • Agenda cultural.
  • Visitar la Casa Felip de Barcelona.

En el terrado se instaló el servicio de la casa, así como el chófer y el portero. La novedad de la época fue eliminar los pisos bajos y ganar espacio a pie de calle para instalar comercios. El edificio es una muestra relevante del ideario de la época, del Modernismo, donde destaca la proliferación de las artes aplicadas que tienen un papel principal en el interior del edificio: La fachada se caracteriza por tener un planteamiento simétrico, que queda sesgado por el movimiento que otorgan los balcones de los pisos superiores y las dos tribunas del piso principal.

Los elementos ornamentales producen un gran contraste con una fachada plana realizada con grandes y pesados sillares de piedra de Montjuic. Cabe destacar el conjunto de ménsulas de estilo rococó y el coronamiento del edificio en forma de coup de fuet. Una vez en el interior, las protagonistas son las artes decorativas, que tienen un papel determinante en la decoración de la casa. El arquitecto nos plantea un vestíbulo al estilo de un palacete, con una impactante escalera principal reservada a los propietarios, y un gran arco de yeso que nos da acceso al ascensor, a la escalera de los vecinos y a la cabina del portero.

El trabajo podría ser obra de Joan Paradís, estucador que trabajó en importantes edificios durante estos años.

go to link

Visita comentada a la modernista Casa Felip | Barcelona Cultura

Contraste interesante y que queda integrado en la decoración del piso principal. En el centro se representa un girasol, vinculado a la devoción a Dios. Aunque también guarda una relación con el posible origen americano de los negocios de los Felip. El girasol se repite constantemente en el interior de la vivienda, y aparece en los techos.

Telm Fernández i Janot, el arquitecto

En el hall de la vivienda encontramos la capilla particular de la familia, donde tenemos conocimiento de que se celebraba misa los domingos con asistencia de amigos y vecinos. La capilla es una muestra de la religiosidad de los propietarios. En el techo se representa la Sagrada Eucaristía. La estética de la capilla la identificamos con el ideario del Círculo Artístico de Sant Lluc, institución creada en por los hermanos Joan y Josep Llimona, defensora de la moral católica y las virtudes familiares.

Situado en la fachada de Ausiàs Marc encontramos el salón de visitas. Destaca la gran ventana en forma de mariposa que permite la entrada de luz a la cocina de la casa. Nos situamos ya en la parte privada o familiar de los Felip, el salón. En su interior podemos observar la belleza de las artes decorativas en sus mosaicos, madera, vitral… El mobiliario del salón no se conserva actualmente en la vivienda, pero se puede ver en el Museo del Modernismo de Barcelona, el conjunto fue realizado por el mueblista Joan Busquets.

Lambert Escaler i Milà es el autor de las representaciones figuradas del salón. Sus obras se inspiran en artistas como Alphonse Mucha, creando figuras femeninas con el cabello ondulado, como en movimiento, con el ideario del cuerpo femenino como ideal de belleza. Es el autor de la gran chimenea representada con una figura femenina del invierno y que supera el frio con el calor del hogar. Justo enfrente de la chimenea podemos ver el vitral que da acceso a la parte posterior del edificio y el antiguo jardín. Curiosamente, no mucho se sabe del promotor de la obra, Manuel Felip.

Aunque se supone que se dedicó al mundo del textil, parte de su biografía es un auténtico misterio hasta el punto de que poco se sabe acerca de donde nació y donde murió. Lo que sí que parece haberse esclarecido es que antes de convertirse en una de los representantes de la rica burguesía catalana de finales del siglo XIX, Felip habría hecho fortuna en América. Las visitas a la Casa Felip se llevan a término los viernes por la mañana y son realizadas por guías de la empresa Cases Singulars, que realiza distintos itinerarios por varias de las viviendas modernistas de Barcelona y los alrededores.

Antes de entrar a la casa Felip no debemos dejar de echar un vistazo a su fachada, realizada completamente en piedra. Destacan sendas tribunas laterales, también de piedra, que alcanzan el principal y el primer piso, así como los bellísimos balcones labrados que se distribuyen por toda la fachada de la vivienda. La vivienda es una maravilla. Tanto por lo que hace referencia al diseño general como por lo que se refiere a los pequeños detalles. Manuel Felip no escatimó en gastos a fin de poder ostentar una vivienda acorde a su nivel socioeconómico, con todo tipo de elementos decorativos de primer orden.


  1. los 90 concierto.
  2. dating paragon bone china.
  3. busco mujeres solteras en quito!
  4. La belleza de los pequeños detalles!
  5. Recomendamos:?
  6. aplicacion para encontrar gente cerca android.
  7. En este sentido, la ebanistería que firma Joan Busquets, las tallas de madera de Lambert Escaler, los mosaicos italianizantes obra de Lluís Bru o el habitual uso del hierro forjado son solo algunos ejemplos de esta vivienda donde la línea curva se impone a la recta, como es habitual en el modernismo. El vestíbulo nos da la bienvenida a la Casa Felip.

    Un curioso arco de yeso de curvilíneas formas da paso al espacio donde se ubica el maravillo ascensor, obra de Enrique Cardellach y Hermanos, una de las empresas punteras en aquél momento. Hierro y madera se funden nuevamente en el diseño del ascensor. Al llegar al piso principal, nos llaman la atención las preciosas vidrieras que con motivos florales decoran las ventanas que dan a la planta noble, otra maravilla de las artes aplicadas modernistas.

    La vidriera donde se representan Las Tres Gracias supone uno de los momentos culminantes de la visita a la Casa Felip. Se trata de un trabajo de Antoni Bordalba, de unos 10 metros de longitud. Es en esta estancia donde podemos disfrutar de los suelos con mosaicos, obra de Lluís Bru, o de la fascinante chimenea de madera diseñada por Lambert Escaler. En este salón-comedor los arrimadores son también de noble madera. Bien diferente es, sin embargo, el espacio que desempeñaba las funciones de Salón de Respeto.

    Casa Manuel Felip

    En las paredes, las pinturas sobre telas simulan tapices y nos muestran escenas que nos recuerdan el dolce far niente de la aristocracia francesa del XVIII. Es curioso porque esté salón concuerda bien poco con el resto de decoración de la Casa Felip, pero es evidente que estaba diseñado a la fin de impresionar a los visitantes. Entre ellas, destacan algunas obras de Antoni Tapies.

    Esta pequeña capilla tiene aires neogóticos y mobiliario de Busquets. La verdad es que la Casa Felip de Barcelona es una auténtica maravilla que merece la pena conocer, particularmente ahora que se ha abierto a las visitas turísticas. Donde se encuentra la Casa Felip.

    El esquivo dueño de la casa Felip

    Como llegar a la Casa Felip. La Casa Felip se localiza muy céntricamente, a menos de 10 minutos a pie de Plaza Catalunya. Visitar la Casa Felip.